16 de junio de 2015

Subir la escalera

La meta común es subir la escalera.

Están quienes solamente aceptarán la solución de llegar arriba sin pisar ningún escalón. Y hay otros que irán, sin olvidar la meta de llegar, escalón a escalón.


Los primeros piden paciencia y jamás tolerarán tocar un escalón. Y denunciarán a quienes lo hagan. Los segundos estarán cada día mas cerca, pese a no llegar al final del camino en cada intento que hagan.


Seguramente ambos llegarán a viejos igual de conformes. Unos debajo, realizados por no haber tocado el escalón y haber mirado siempre hacia arriba. Otros un poco más arriba, con algunas pisadas mal hechas, algunas subidas y bajadas.

Estarán quienes sigan el ejemplo de unos y de otros. Yo estoy con los segundos. Los que hacen mientras transcurre la vida y el tiempo -finito-, sabiendo que se equivocarán, pero que subirán escalones.

No sé si se llegará al final de la escalera, pero yo prefiero intentar subirla.

RD.