24 de mayo de 2015

La parodia de los Premios Nobel

Ig Nobel. Así se llaman los premios que desde 1991 la revista de humor científico Annals of Improbable Research (Anales de Investigación Improbable) entrega cada año en una ceremonia en la Universidad de Harvard en Cambridge (Massachusetts, EE.UU.)



Consisten en galardonar, sin rodeos, a los logros científicos inusuales o triviales «que primero hagan reír, y después hagan pensar». Lo cual, desde mi punto de vista, no es poca cosa.

Los dividen en diez categorías diferentes en cada entrega, entre las que han estado Física, Neurociencia, Psicología, Salud Pública, Biología, Medicina, Nutrición, Economía, Nutrición, Ciencia Ártica, Arte, Seguridad e ingeniería, Arqueología, Paz, Probabilidad, etc.

La intención de este post es dar a conocer, a modo de curiosidad, la existencia de estos premios. Pueden ver un resumen cortito de cada entrega, desde 1991, acá. Pero no puedo dejar de compartirles aquellos que más me han hecho reír y/o sorprendido. Paso a reseñar algunos.

I
En 1994 la Iglesia Baptista del Sur, de Alabama (EEUU), fue merecedora del premio por las medidas matemáticas de la moralidad. ¿Qué es esto? Dicha Iglesia realizó una estimación condado a condado de cuántos ciudadanos de Alabama irían al infierno en caso de no arrepentirse. Según su estudio, un 63’5% de los habitantes del condado de Shelby se condenaría y, en la vereda opuesta, sólo un 23’1% los ciudadanos del condado de Marengo irían derechito al infierno.
Entonces, podemos concluir que debemos imitar la manera de vivir de la gente de Shelby, para poder alcanzar así la salvación. O todo lo contrario, a gusto de cada uno.

II
También queremos destacar, para los lectores que asisten a laboratorios, que en el 2010 se distinguió a Manuel Barbeito, Charles Mathews y Larry Taylor (Industrial Health and Safety Office, Fort Detrick, Maryland, EE.UU.), por determinar mediante un experimento que los microbios se pegan a los científicos con barba.
Un aporte relevante para que reten a sus profesores y compañeros, o al menos para que, de encontrar microbios, tengan una variante más.

III
Como otro aporte Astrofísico que vincula la Religión y la Ciencia -relación particular si las hay-, en el 2001 el doctor Jack van Impe, teleevangelista estadounidense, fue galardonado por su afirmación de que “los agujeros negros cumplen todos los requisitos técnicos para constituir la localización del Infierno”.
Por supuesto no podemos más que concluir que fue la afirmación disparadora para que Stephen Hawking escribiera su último libro "El gran diseño".

IV
En 2013, Alexander Lukashenko, Presidente de Bielorrusia ganó muy justificadamente el Premio en la categoría "Paz".. por prohibir los aplausos en público. El premio fue compartido con la Policía bielorrusa, que racional y coherentemente -veremos que aquí que el sistema penal "anda bien" como en todo el mundo- arrestó a un hombre con un solo brazo…por aplaudir.
¡Gracias estimado Alexander! Ahora sabemos cuándo no hay que aplaudir en actos, manifestaciones y celebraciones. ¡Has solucionado muchos conflictos!

V
Debo admitir que este premio entregado en 2010 es uno de mis favoritos, por lo que me tomaré unas líneas más para desarrollarlo.
Así, el Ig Nobel de la Paz distinguió un trabajo realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Keele, en Reino Unido, que demuestra que decir palabras ofensivas u obscenas durante una experiencia dolorosa, disminuye la intensidad de dolor experimentado y, en general, nos hace más tolerantes al dolor. Estos científicos resaltan que decir palabrotas (puteadas, hablando mal y pronto) es un comportamiento muy antiguo, siendo uno de los fenómenos lingüísticos más universales. Al parecer, al hacerlo se desencadena una respuesta natural de “lucha o huida”, entendida como los mecanismos de defensa en contextos amenazantes. Por otro lado, no dejan de señalar que dichos insultos suelen provocar otros similares por parte de sus destinatarios, por lo que aconsejan tener cuidado en los resultados.
Lamentablemente estudios recientes observaron que la frecuencia diaria con la que se recurre al insulto disminuye su eficacia para incrementar nuestra tolerancia al dolor, por un mecanismo de habituación. Durante la habituación, nos acostumbramos a recurrir a los insultos por lo que pierden su efecto hipoalgésico. En conclusión, ¡deberemos reservaros este recurso para ocasiones especiales!

VI
En la categoría Medicina del año 2008 se premió a Dan Ariely, de la Duke University, (USA), Rebecca L. Waber del MIT (USA), Baba Shiv de la Stanford University (USA), and Ziv Carmon of INSEAD (Singapore) por demostrar que medicamentos falsos y caros son más efectivos que medicamentos falsos y baratos.
Sí, estamos hablando de llamado y conocido por muchos efecto placebo. Así que, como consejo práctico que nos podemos llevar de este post, es que no andemos averiguando el precio de los medicamentos que compramos. Y, cuando compremos, hagámoslo pensando que estamos adquiriendo el productor más caro -y más efectivo, por tanto- de la historia. Esto, al parecer, ¡nos curará más eficazmente! Si la ciencia lo dice...

VII
Hay muchísimos más, pero la idea es sembrar curiosidad. El último que les dejo se entregó el año pasado. En la categoría Psicología se galardonó a científicos australianos, estadounidenses y británicos, quienes concluyeron que las «aves nocturnas», con independencia del sexo, son más proclives al narcisismo y la psicopatía y a cometer peores acciones que los que se acuestan temprano.
Con esto quiero decir que si vos sos de los que no son capaces de irse a la cama antes de las doce y pasa las primeras horas de la madrugada frente a la tele o dando vueltas por la casa, tiene más probabilidades de sufrir una psicopatía.


Espero que les haya interesado. Les recuerdo que pueden encontrar un mini resumen de todos los galardonados desde 1991 acá. Saludos y manténganse del lado no oscuro de la fuerza.

RD.